10 razones para beber más agua y mantenerse correctamente hidratados.

Tomar conciencia de la importancia de estar bien hidratados es fundamental. Te ofrecemos 10 buenas  razones por las que debes beber más agua. Especialmente agua alcalina ionizada por sus beneficios adicionales.

beber agua 1

  1. Mejor hidratación – Beber cantidades adecuadas de agua alcalina hidrata tu piel, dándole mayor elasticidad, ya que penetra mejor en las células debido a que es más hidratante que el agua del grifo.
  2. Mejora la digestión – Beber agua antes de la comida ayuda a tu cuerpo a absorber y digerir mejor los alimentos. El agua ayuda a producir más saliva y ayuda a transportar los alimentos a lo largo de todo el tracto digestivo.
  3. Facilita la concentración – El cerebro consta de un 90% de agua. Así que la mayoría de nosotros que no bebemos suficiente agua alcalina  estamos privando a nuestro cerebro de lo que más necesita, el agua. Bebiendo más agua mejoras tu capacidad de concentración, de procesar información, y el estado de alerta.
  4. Previene dolores de cabeza – Ya que una de las principales causas de los dolores de cabeza es la deshidratación. El agua alcalina ionizada es especialmente hidratante.
  5. Te ayuda a perder Peso – Principalmente por dos razones, el agua es un excelente supresor del hambre y  ayuda a incrementar tu metabolismo, lo que te ayuda a quemar calorías. Por otra parte el agua alcalina equilibra el pH de tu cuerpo y con ello los desechos ácidos que tu cuerpo mantiene almacenados y encapsulados en grasa para protegerlo, en un cuerpo hidratado y equilibrado ya no tienen razón de ser y van siendo eliminadas.
  6. Previene el envejecimiento prematuro– Esta es otra gran ventaja del agua alcalina ionizada. Desde la más básica jarra de agua alcalina, como  cualquier otro sistema más complejo de Ionizador de Agua Alcalina, genera en el agua  gran cantidad de antioxidantes. Estos antioxidantes buscan y destruyen a los dañinos radicales libres en tu cuerpo que son una de las principales causas de envejecimiento prematuro y causantes de enfermedades degenerativas.
  7. Proporciona mayor energía – El agua en el cuerpo es fundamental para una mejor circulación. Los niveles de oxígeno en el torrente sanguíneo se incrementan cuando el cuerpo ha sido bien hidratado, tendremos más oxígeno disponible para quemar las grasas, que es el ingrediente fundamental en la producción de energía.
  8. Mayor resistencia a las enfermedades – Existe una condición que se presenta si constantemente no bebemos suficiente agua, tal y como hemos visto en anteriores post. Se le conoce como deshidratación celular crónica, en esa condición, tu cuerpo está en un constante estado de deshidratación a nivel de cada célula. Esto nos deja en un estado de mayor vulnerabilidad que hace que los ataques de las enfermedades debiliten aún más nuestro sistema inmunológico.
  9. Detoxificación – Mantenerse bien hidratado ayuda a tu cuerpo a eliminar toxinas nocivas. Uno de los mayores filtros en nuestro cuerpo son nuestros riñones. Los riñones dependen del agua para que puedan trabajar a su máximo rendimiento. A medida que envejecemos nuestra capacidad de filtrar a través de los riñones disminuye, lo que hace que beber cantidades adecuadas de agua sea aún más fundamental para una adecuada desintoxicación del organismo.
  10. Disminuye el riesgo de enfermedades del corazón – Las investigaciones han demostrado que las personas que beben suficiente agua alcalina  tienen menos probabilidades de padecer un ataque cardíaco o cualquier otra enfermedad coronaria.Se ha demostrado que el beber suficiente agua  alcalina es muy benéfico para la salud del corazón.

beber agua 2

Esperamos  que estas 10 razones, por las que tomar más agua y por  supuesto  agua alcalina,  te animen a empezar el día con un gran vaso de Agua Alcalina Ionizada nada más levantarnos, es una maravillosa manera de empezar el día y  de rehidratar nuestro  cerebro y cuerpo. Habituarse a beber al menos un vaso de agua alcalina cada dos horas mientras se está despierto es sin duda un gran regalo para tu salud.

La solución más sencilla: Agua y solo agua

 “No estás enfermo, simplemente tienes sed, no trates la sed con medicamentos”

“comprendiendo tu deshidratación estarás empoderado para llevar una vida más saludable y podrás convertirte en tu propio sanador” 

Dr. BatmanghelidjBatmanghelidj

El Dr.Fereydoon Batmanghelidj, investigador, escritor y defensor del poder curativo natural del agua, nació en Irán en 1931 (fallecido en 2004). Practicó la medicina en el Reino Unido antes de regresar a Irán, donde jugó un papel clave en el desarrollo de los hospitales y centros médicos.

El Dr. Batmanghelidj sostiene a través de sus diferentes estudios que la mayor parte de las enfermedades degenerativas son causadas por la deshidratación del organismo provocada por una carencia crónica de agua.

Explica en su obra «Los muchos clamores de su cuerpo por el agua»:

 “La deshidratación crónica es el principal factor estresante del cuerpo y la responsable desconocida de la muerte de millones de personas. También es la responsable de la mayor parte de fallecimientos por enfermedad, muy por encima de cualquier otra dolencia.

Sin embargo “los arrogantes sistemas sanitarios de los países, supuestamente avanzados, no la consideran importante y siguen tratando a los enfermos con productos químicos en vez de con simple agua sin cloro, hasta que al final logran que aparezcan problemas de verdad».

El cuerpo humano está compuesto de agua en un 75%. El tejido cerebral es 85% agua, la sangre es 82% agua, y los pulmones son casi 90% agua. El cuerpo es como una esponja, formado por trillones de células que absorben y retienen agua, por lo que el agua es una parte esencial de la experiencia humana.

Para que las múltiples reacciones químicas que se desarrollan en nuestro organismo sean posibles hace falta ingerir cada día suficiente agua. No hacerlo no sólo impide el correcto funcionamiento del organismo sino que puede provocar muchas patologías.

La ingesta de zumos u otros líquidos no son un sustituto válido porque el agua que contiene  ya está saturada de elementos, y las bebidas gaseosas son altamente ácidas y perjudiciales. Se requiere sencillamente agua limpia. A nadie se nos ocurriría lavar nuestro coche con zumo ¿verdad?, de igual forma no podemos pretender limpiar y  librar nuestro organismo de desechos con zumos u otras bebidas gaseosas… sólo el agua limpia, también libre de desechos ácidos y tóxicos (filtrada e ionizada) es lo que debemos  ingerir para asegurar una correcta hidratación y limpieza del organismo.

Batmanghelidj nos explica en su libro que cuando un ser humano se deshidrata pueden aparecer alergias, asma y dolores crónicos en diferentes zonas del cuerpo, desde el dolor dispéptico hasta el artrítico reumatoide pasando por el de angina, el lumbar, el de piernas, la migraña, la colitis.  Esos dolores que se perciban en zonas localizadas en realidad están avisando de que hay deshidratación de todo el organismo.

No reconocer que estos dolores son en realidad una señal de que el nivel de agua que el cuerpo precisa está bajo niveles mínimos y  que el organismo necesita agua,  nos puede llevar a un estado de deshidratación crónica que puede causar a largo plazo muchos e irreversibles daños.

De hecho el síntoma de la «boca seca», considerado como la forma que tiene el cuerpo de avisarnos de que necesita agua, es ya un indicio tardío. Cuando sentimos la «boca seca» ya sufrimos un medio o alto nivel de deshidratación.

agua-salud

Batmanghelidj recomienda siempre una ingesta suficiente de agua que evite la deshidratación de nuestro organismo, y para ello desde miaguaalcalina.es nuestra apuesta es hidratarnos bebiendo agua alcalina ionizada por su gran poder hidratante, porque, aparte de ser un agua purificada, limpia eficazmente el organismo de los elementos ácidos y tóxicos causantes de enfermedades, además, el agua alcalina al estar ionizada, reestructura la forma de agrupamiento de las moléculas (formando racimos de moléculas más pequeños y por tanto mas absorbibles), con lo que se desplaza con mucha más velocidad por el cuerpo y en consecuencia hidrata hasta 6 veces más que el agua corriente además de  aportarnos  antioxidantes.